CARDINAL®, Responsabilidad y Compromiso Fundamental
principal antros directorio columnas consultas veracruzles
sesiones de djs + música chat nosotros enlaces contáctanos
contactos personales hot.veracruzgay.com (+18)
 
 

Columna 002:
La moda masculina a través del tiempo

(parte 1)

 
 
 
CARDINAL®, Responsabilidad y Compromiso Fundamental
 
Por: Israel Mendoza Torres.
 
 

En los comerciales televisivos, anuncios en revistas y periódicos, espectaculares sobre las avenidas más transitadas de las naciones del orbe… en cualquier medio visual que tengamos frente a nosotros, vemos a modelos hermosas, estéticas, un gran porte y altura envidiable anunciando algún producto o servicio.

 

No podemos escaparnos de esa telaraña que la mercadotecnia nos ha tejido. Por donde quiera que vayamos, la moda es lo primordial.

 

Y es que no sólo es por gusto, también porque las necesidades correspondientes a la época en la que vivimos nos exigen adquirir nuevos aparatos electrodomésticos, o hacer cambios en nuestro propio guardarropa.

 

También, la tecnología va de la mano con la moda.

 

Desde antaño, las agencias de modelaje —cuando se empezaban a crear éstas— contrataban a las mujeres que solían tener el feeling más apropiado y bien diseccionado hacia la imagen del resto de las mujeres en cualquier nación del mundo.

 

Incluso comenzaron a desfilar estrellas de Hollywood en algunos anuncios comerciales como lo fue Elizabeth Taylor, Audrey Hepburn, entre otras más.

 

Copyright © Beautiful Mag (Lee Studios New York City).
Modelo: Patrik.

 

El descubrimiento de las que hoy son, o fueron, consideradas top models eran descubiertas, por los directivos o creativos de las firmas más reconocidas del mundo, en las situaciones más ordinarias posibles: paseando por la playa —como fue el caso de Laetitia Casta— o hasta tomando un café en algún restaurante.

 

Sin embargo, la demanda en el grueso de las sociedades era crear nuevas imágenes, nuevos estereotipos y diversos rostros. Ya teníamos en la mira a disímiles mujeres hermosas que con su espectacular sonrisa o provocativas siluetas inducían choques automovilísticos en las avenidas —que ese fue uno de los terribles inconvenientes que tenían los espectaculares—.

 

Pero la realidad es otra, también existe con mayor fuerza la imagen varonil en dichos anuncios; no sólo son las mujeres. Esto es por el aumento en la población femenil dentro de la esfera mundial. Sí, son más mujeres, por lo tanto más demanda visual —aunque también es por el tiempo que ha cambiado; los hombres ya requieren verse mejor—.

 

Las grandes costums internacionales de marcas como Gucci, Yves Saint Laurent, Tommy Hilfiger, Armani, Versace, Gap, Lanvin, Leonard, Bruuns Bazar, Christian Dior, Nautica, Hugo Boss, L’Óreal, Lauder, Calvin Klein, The Havana Stores, Dolce & Gabanna, JPG, Alexander McQueen, entre otros más, comenzaron a lanzar diseños exclusivos para la comunidad varonil del mundo.

 

Para ello, tenían que estructurar los famosos desfiles de moda —las pasarelas son netamente protocolo de la distinción que se tiene al presentar colecciones— y para mostrar ropa masculina, pues era obvio que necesitaban hombres que las presumieran en las pasarelas. En un principio, ésta moda fue considerada usanza para gays, y por tanto, se creía que era lucida por ellos. No obstante, cuando los reyes de distintas coronas comenzaron a solicitar prendas exclusivas para vestirlas, ese tabú culminó.

 

Pero éste apogeo sólo fue a medias, incluso en nuestros días aún hay cierto rechazo a las vestimentas para hombres que se anuncian en revistas o periódicos. El rechazo aumenta cuando son prendas vanguardistas, porque se piensa que la ropa es atrevida, que es para homosexuales desvergonzados —finalmente son posturas, aunque muchas de ellas discriminatorias e ignorantes—.

 

Las prendas para caballeros fueron evolucionando. De aquellas formalidades fueron surgiendo la ropa casual y deportiva. Cuando el nacimiento de la lycra se dio, para playeras masculinas, fue todo un suceso; sin embargo, no todos se atrevían a portarlas. Eran prendas que quedaban entalladas al cuerpo. Por ende no eran para todos, sólo para quienes poseían un cuerpo atlético. Ni siquiera para los flacos estaban diseñadas. Todo aquello dio paso a que los hombres tuvieran la necesidad de acudir a los gimnasios. De ahí, que la moda, también marque otras necesidades.

 

→ [En la siguiente columna: la influencia masculina; la moda como una gran negocio; y más, mucho más en la segunda parte de ésta investigación].

 

 

IMPORTANTE: Copyright © 2007 Israel Mendoza Torres. La columna ‘Cardinal’, así como El logotipo y nombre de ‘Cardinal’, están resguardados bajo los términos del Derecho de Autor. Prohibida su reproducción parcial o total sin autorización por escrito de su autor.

 

© La vida no es más que el fruto de lo que vamos construyendo. No hagamos lo que no queremos que un día nos hagan a nosotros; porque el tiempo es sabio y pone todo en su lugar, tarde o temprano. . . No hagamos sexo por el simple hecho de hacerlo; porque las enfermedades serán la peor consecuencia… La mejor arma contra la ignorancia es la lectura; aprendamos a leer más para ampliar nuevos horizontes en nuestra mente…

 

 

Expidan todos sus comentarios, quejas o sugerencias al correo electrónico: Correo electrónico
 

¡Hasta la próxima!
 

 
 
 
© VeracruzGay.com & Israel Mendoza Torres ● 2007 ● Derechos Reservados ● México