CARDINAL®, Responsabilidad y Compromiso Fundamental
 

Columna 012:
Transexualidad: viviendo en el cuerpo equivocado

(parte 4)

 
 
 
CARDINAL®, Responsabilidad y Compromiso Fundamental
 
Por: Israel Mendoza Torres.
 
 

Aquí, la segunda parte de una extensa entrevista que sostuve con Nancy García González, en donde nos habla de su más reciente publicación literaria (dentro de la investigación especial sobre transexualidad, de la que se desprende ésta, la cuarta y última parte).

 

Una novela testimonial, como así lo ha definido ella misma, relata la vida de Roxana, quien nació como Lázaro; pero siempre pensó que ser hombre era una envoltura equivocada. Algo había pasado, que no le llegó el cuerpo correcto.

 

Entrevista [segunda parte]

 

Israel Mendoza Torres (IMT).- Hace un par de semanas tuve en mis manos tu novela testimonial ‘Atrapada en otro cuerpo. La vida de un transexual cubano’, que básicamente nos refiere a esas personas que saben que hay muchas contradicciones con lo que se es y con lo que tienen.

 

Y no es un vano y simple capricho es, sin duda, la realidad que late por cada uno de los poros de quienes necesitan quitarse la envoltura equivocada con la que fueron concebidos.

 

Tú comentas que en enumeradas ocasiones se presentó ante ti el miedo a que la realidad y la ficción se homogeneizaran, ¿fue el caso?

 

Copyright © Cortesía de la escritora para
Israel Mendoza Torres.

 

Nancy García González (NGG).- Sí, y esa es una situación recurrente. Siempre que no hayas sido testigo presencial de un hecho, existe la duda de si la descripción que escuchas es 100% real.

 

Por eso, siempre le insistía al protagonista que yo quería escribir su historia, no sus fantasías, y aunque me juraba que todo era cierto, yo verificaba las grabaciones que le hacía con los médicos que me mencionaba, la mamá, etc.

 

Para ser del todo sincera, lo que no verifiqué fueron sus relaciones sexuales… Por eso, el libro es casi un testimonio.

 

IMT.- Lázaro, como es el nombre de pila del personaje en cuestión, asumió siempre que era Roxana; una mujer y no un hombre… ¿en qué momento la lucha que tuviste desde adentro de ti misma (con tus valores y la realidad que estabas mirando en ese momento) se tornó favorecedora hacía Roxana?

 

NGG.- Partamos de que yo no sabía qué era un transexual hasta que conocí a Lázaro. Escucharlo a él transformó completamente mis arraigados conceptos de que sólo existían dos categorías para definir la sexualidad: heterosexuales y homosexuales. A partir de la complicada asimilación de lo que representaba un transexual, acepté conscientemente a Roxana.

 

IMT.- ¿Cómo fue el trabajo con éste personaje? Porque, supongo que no fue labor cómoda que Lázaro (o Roxana) te detallara su vida; finalmente eras una extraña para ella.

 

NGG.- Al principio fue complejo, pues debido a las decepciones recibidas, temía depositar su confianza en mí y que yo la traicionara también, pero esto cambió cuando se sintió plenamente aceptada y respetada, cuando comprendió que divulgar su vida era importante para acabar con la ignorancia existente entre la población sobre este trastorno psicosexual.

 

IMT.- Roxana es un personaje real que ha tenido que trabajar para cumplir su más grande sueño: ser una mujer. ¿Su vida se volvía sólo en esa meta, o cuáles eran las expectativas que tenía ante la vida?

 

NGG.- La prioridad máxima de cualquier persona es definirse a sí misma. A los que, por suerte, no enfrentamos esa terrible situación, nos es difícil entenderlo. Cuando esa crucial definición no existe, lo demás se le subordina.

Roxana quería ser bailarina, quería ser cantante, pero su carné de identidad decía que era Lázaro, por tanto, o lo hacía como hombre, o no podía hacerlo, y para ella era imposible hacerlo como hombre. Mientras socialmente tu definición es ambigua, las expectativas no cuentan.

 

IMT.- La historia que has escrito ha sido descrita como novela testimonial, aunque también emites información de interés. ¿Cómo es la vida de un hombre que quiere deshacerse de su cuerpo porque se sabe mujer?

 

NGG.- Sólo puedo responderte por referencia, pero es una vida extremadamente dura. Tienes que meterte en la piel de quien lo sufre, y aún así, conseguirás tener una ligera percepción.

 

Un transexual vive como un pez fuera del agua, siempre se siente fuera de contexto, porque la primera incongruencia está precisamente en él. Por eso, los transexuales están convencidos de que la solución definitiva radica en lograr la armonía entre su cuerpo y su cerebro mediante la cirugía de reasignación.

 

IMT.- Cuba es inmensamente arraigada a sus costumbres, pero también a los prejuicios que conllevan éstos. ¿Se habla de asesinatos en aquella entidad debido a conductas transexuales, o se mantienen bajo el resguardo del silencio inducido?

 

NGG.- No poseo las estadísticas de los asesinatos en Cuba, pero no conozco de algún transexual asesinado. En el caso específico de ellos, la mayoría de las situaciones desagradables que enfrentan se deben a que son confundidos con travestis, lo cual inspira poco respeto en la sociedad a pesar de que cada quien debería ser libre de proyectar su imagen en la forma que más le agrade hacerlo.

 

Los prejuicios en Cuba al respecto, son similares a los de cualquier país del área geográfica.

 

IMT.- Lázaro, en tu novela testimonial es descrito como un hombre asumiéndose como mujer (incluyendo su vestuario), en espera de la tan ansiada operación, que trabaja de ayudante doméstica, y ¿los estudios? ¿La mayoría es así? Porque algunos los mantiene la familia, como bien lo mencionas.

 

NGG.- La Constitución cubana plantea que todos los ciudadanos tienen derecho a la educación gratuita, sin distinciones.

 

Son las incongruencias de género inherentes a los transexuales, las que dificultan que se integren normalmente dentro de los colectivos escolares y generan el rechazo que provoca la homofobia.

 

El caso de Roxana que no concluyó sus estudios es el más característico, pero existen excepciones.

 

IMT.- ¿Qué ha sido de Roxana, cómo vive, qué hace?

 

NGG.- Actualmente, Roxana vive con su mamá y trabaja en una sala cinematográfica atendiendo al público.

 

IMT.- ¿En dónde ha sido publicado el libro?

 

NGG.- En Santo Domingo, República Dominicana, donde resido actualmente, pero fue escrito en su totalidad en Cuba y no le cambié ni una letra, sólo le agregué las notas necesarias para esclarecer los modismos cubanos.

 

IMT.- ¿Fue difícil que la editorial apoyara tu historia?

 

NGG.- No. La editorial publica lo que le paguen, independientemente de la temática.

 

IMT.- ¿Para cuándo lo tendremos en México?

 

NGG.- Para mí sería un gran privilegio que el libro se comercializara en México. Yo tengo la mejor voluntad de hacerlo, pero no es suficiente para lograrlo. Necesito la voluntad de los mexicanos también, así que espero contar pronto con una distribuidora que me facilite la negociación allá.

 

Quisiera agregar, que el valor principal de mi libro, y esa fue la intención que me motivó a escribirlo es, a través de la información científica y testimonial que en él se brinda, despertar la conciencia, acabar con la ignorancia sobre un tema tan triste y traumatizante, y demostrar que la transexualidad es un trastorno sicosexual que se padece y no un modo de vida elegido arbitrariamente.

 

Por eso, a partir de ese dato, los convoco a que reflexionen como yo: piense que usted podría haber sido el protagonista de este libro, o alguno de sus hijos, o cualquiera de sus seres queridos.

 

Aunque reconozco que mi aporte es mínimo en comparación con lo que falta por hacer para paliar la angustia de estas personas, me siento muy feliz con los resultados obtenidos entre los lectores, ya que admiten haber ampliado sus conocimientos sobre las conductas sexuales y cambiado sus erróneas percepciones después de la lectura. Varios, hasta me han confesado sentirse culpables porque ahora reconocen que fueron injustos alguna vez.

 

Agradezco a todos los que leen este libro porque contribuyen a mejorar la vida de quienes padecen una de las discriminaciones más indignas.

 

Muchas gracias.

 

IMT.- Gracias a ti. Muchísimos ramilletes de éxito en tus próximos proyectos y en tu vida. Dios te bendiga.

 

 

IMPORTANTE: Copyright © 2008 Israel Mendoza Torres. La columna ‘Cardinal’, así como El logotipo y nombre de ‘Cardinal’, están resguardados bajo los términos del Derecho de Autor. Prohibida su reproducción parcial o total sin autorización por escrito de su autor.

 

© La vida no es más que el fruto de lo que vamos construyendo. No hagamos lo que no queremos que un día nos hagan a nosotros; porque el tiempo es sabio y pone todo en su lugar, tarde o temprano. . . No hagamos sexo por el simple hecho de hacerlo; porque las enfermedades serán la peor consecuencia… La mejor arma contra la ignorancia es la lectura; aprendamos a leer más para ampliar nuevos horizontes en nuestra mente…

 

 

Expidan todos sus comentarios, quejas o sugerencias al correo electrónico: Correo electrónico
 

¡Hasta la próxima!
 

 
 
 
© VeracruzGay.com & Israel Mendoza Torres ● 2008 ● Derechos Reservados ● México