CARDINAL®, Responsabilidad y Compromiso Fundamental
 

Columna 016:
Construyendo una vida en pareja

 
 
 
CARDINAL®, Responsabilidad y Compromiso Fundamental
 
Por: Israel Mendoza Torres.
 
 

Martín comenzó a darse cuenta de lo que realmente le atraían, eran los chicos, sí, los de su propio sexo. Y es que cuando se dio cuenta, ya nada podría hacer para remediarlo.

 

Era porque su mejor amigo le encantaba, no como amigo, sino como algo más; pero jamás pudo decírselo. Pues no era ni el tiempo, ni el momento, ni el lugar, ni la época indicada para decirle que lo amaba.

 

Y así hay muchas historias que se dibujan bajo las tintas de nuestros propios destinos.

 

Y esa represión ante lo que sentimos es muy grande. Por ejemplo, en México, hay lugares, sociedades o comunidades (como quieran llamarles) que no solo desprecian el ver que dos hombres o dos mujeres  estén tomados de la mano —y más aún que sellen su relación con un beso en público—, sino también han asesinado ante éste escenario que han denominado como ‘antinatural’, sí, a la homosexualidad.

 

Y es ahí donde siempre nos surge la interrogante ¿qué les importa lo que haga con mi cuerpo y mis sentimientos?

 

La respuesta es muy sencilla, pero compleja a la vez, la educación. Y es que entre más informado estés no existirán lagunas que generen odio ante lo desconocido. Entre más sepas, más abierto de mente estarás ante lo moderno, ante lo diverso.

 

Copyright © Freshmen.
Modelos: Desconocidos.

 

Hace a penas unas cuantas semanas me llegó un correo electrónico en el que venía la noticia de que habían asesinado a un niño de escasos 8 años de edad, porque los vecinos o los que lo atacaron lo vieron ‘raro’ y ellos no toleran que en su barrio hubiera gays compartiendo el mismo camino. ¡Hasta dónde hemos llegado!

 

Hay personas que prefieren que su hijo sea un ladrón o que le sea infiel a su esposa, pero jamás a un homosexual.  Para muchos el tener a un homosexual en casa es cuestión de deshonra y vergüenza y a costa de lo que sea tratan de ‘curarlo’ –pues ellos creen que es una enfermedad; algo realmente ignorante—.

 

En mi caso, me da una rabia y coraje feroz el saber que un hombre y una mujer si pueden demostrar su amor en público y nosotros, los homosexuales, simplemente no, porque “¿qué van a decir los vecinos, los amigos, los tíos, abuelos, los compañeros de trabajo, etcétera?”.

 

Es verdaderamente algo estúpido y egoísta  que crean que dos hombres no puedan enamorarse, y mucho menos formar un hogar, es un real letargo en su forma de pensar.

 

Estoy convencido de que el homosexual no busca la aceptación de nadie, simplemente el respeto, como derecho y obligación de todo ser humano, aceptación no buscamos, porque nadie es nadie para aprobar con quién “debemos” de entablar una relación sentimental y sexual, simplemente lo que necesitamos de la sociedad es lo que merecemos por ley humana: respeto.

 

El amor en pareja

 

El amor entre dos hombres existe, y yo soy uno de esos millones de testigos que habemos en todo el mundo. Y es ahí cuando no solo el amor es el arma ante estos conflictos cotidianos  en nuestro andar de la vida; también está la tolerancia, el apoyo, la comprensión y comunicación entre la pareja homosexual.

 

El amor es lo más valioso que puede sentir el ser humano; es el que nos hace vencer muchos obstáculos. Pero también la TOLERANCIA cuando uno de los dos no se ha decidido a salir del ‘clóset’ (aunque podríamos hacer en ciertas contradicciones, porque cómo nos daría gusto el saber que no tenemos que escondernos de los demás porque no lo saben).

 

Asimismo, el APOYO para que la relación siempre esté en equilibrio y ambos sepan que pueden contar uno con el otro.

 

De igual manera, la COMPRENSIÓN funge como un papel importantísimo dentro de la relación, pues las vidas no siempre son similares (aunque tengamos compatibilidad); todos nos desenvolvemos de distinta forma y es ahí donde la comprensión nos hace estar más en confianza, más tolerantes con nosotros mismos y con el hombre que amamos.

 

Y la COMUNICACIÓN, como pieza fundamental dentro de cualquier relación sentimental de pareja. Con ella se evitaran muchos malos entendidos que pudieran surgir en determinado momento. El mantener una buena comunicación hace que todo fluya de una forma más sencilla; además que nos prepara para imprevistos que pudieran llegar a poner a temblar la relación.

 

Yo soy fiel demandante de que el AMOR no está en el corazón, está más allá de lo que nosotros pudiéramos pensar. Sin embargo, hay piezas sueltas dentro de éste rompecabezas de nuestra vida que hay que ir armando.

 

El amor es más allá de lo que uno mismo pudiera entender. Las cosas suelen pasar por algo —así lo he creído últimamente—, las lecciones de vida nos demuestran a cada momento que necesitamos aprender de nuestros errores y, también, de nuestros aciertos, para así poder entender lo que se avecina después. Porque muchas de las veces creemos que estamos enamorados y ponemos TODO de nuestra parte para que después te digan “creo que esto no va a funcionar”. Y todo lo contrario, cuando tenemos al hombre de nuestros sueños a nuestro alcance, ni nos damos cuenta.

 

Lo más importante, es que analicemos lo que tenemos para que así podamos valorar cada una de esas cosas que vivimos al lado de nuestra pareja. No por el hecho de decir que ya son pareja se alimenta la relación. Día a día hay que nutrirla. Finalmente, nadie nos asegura que estará ahí siempre.

 

Un aniversario de amor

 

Desde éste rincón literario envío un enorme cúmulo de besos y abrazos a Alejandro (el hombre que forma parte de mi vida). Hace un par de días cumplimos 4 años de relación en pareja. Y digo que no es fácil, porque expresar lo contrario sería mentir. Pues como somos los arquitectos de nuestro destino, el formar una pareja necesita cimientos que se van construyendo día con día.

 

A veces esos cimientos son un tanto difíciles, pero siempre es bajo la batuta de la perseverancia, y sobre todo, del amor. Muchas felicidades, mi amor. Éste aniversario fue hondamente distinto a todos los demás que hemos pasado juntos.

 

 

IMPORTANTE: Copyright © 2008 Israel Mendoza Torres. La columna ‘Cardinal’, así como El logotipo y nombre de ‘Cardinal’, están resguardados bajo los términos del Derecho de Autor. Prohibida su reproducción parcial o total sin autorización por escrito de su autor.

 

© La vida no es más que el fruto de lo que vamos construyendo. No hagamos lo que no queremos que un día nos hagan a nosotros; porque el tiempo es sabio y pone todo en su lugar, tarde o temprano. . . No hagamos sexo por el simple hecho de hacerlo; porque las enfermedades serán la peor consecuencia… La mejor arma contra la ignorancia es la lectura; aprendamos a leer más para ampliar nuevos horizontes en nuestra mente…

 

 

Expidan todos sus comentarios, quejas o sugerencias al correo electrónico: Correo electrónico
 

¡Hasta la próxima!
 

 
 
 
© VeracruzGay.com & Israel Mendoza Torres ● 2008 ● Derechos Reservados ● México