CARDINAL®, Responsabilidad y Compromiso Fundamental
 

Columna 030:
Anabel ochoa: la despedida inesperada de una amiga

(parte 1)

 
 
 
CARDINAL®, Responsabilidad y Compromiso Fundamental
 
Por: Israel Mendoza Torres.
 
 

¿Consternado? Sí, y bastante. Verdaderamente uno como ser humano no siempre está preparado para recibir noticias tan duras de entender; pero tan normales en el trayecto de todo ser humano.

 

Nuestra admirada y amiga Anabel Ochoa, psicóloga y sexóloga de profesión, falleció tras un derrame cerebral el pasado miércoles 19 de noviembre de 2008.

 

Anabel fue, y seguirá siendo en nuestras memorias: una mujer a quien muchísimos admiramos. Una mujer que en toda la extensión de la palabra buscaba hacer justicia entre hombres y mujeres.

 

Una mujer que instruyó (dentro de sus libros, programas de radio y televisión) sobre la homosexualidad masculina y femenina. Una mujer que se detenía a saludar, lo mismo fuera un admirador, un entrevistador, un actor o un cantante.

 

Una mujer que no hizo distinciones entre unos y otros. Una mujer que supo SER la mejor pareja de Josu Iturbe (su inseparable amor) desde el principio hasta su despedida final.

 

Una mujer que luchó para que las mujeres salieran de ese letargo con el que la misma sociedad las envolvió durante muchos siglos.

 

Copyright 1 y 2: © 2007 - 2008.
Israel Mendoza Torres.

 

La noticia inesperada…

 

El productor teatral  Morris Gilbert fue el encargado de dar la lamentable noticia en plena función del musical ‘Dulce Caridad’, protagonizada por la indiscutiblemente talentosa Lolita Cortés, quien envió todo el apoyo a la familia de la sexóloga española más famosa de México.

 

Estamos con la familia. Y mi familia también le brinda apoyo a la de ella. Lamento lo ocurrido, lo sentimos muchísimo. Es una pérdida irreparable… Siempre perder a alguien es difícil; pero más cuando se trata de una mujer como ella. Un mujerón como ella que se nos haya ido es difícil de entender, pero dicen que el tiempo sana las heridas y nos hace ver las cosas mejor… Sólo puedo decir que estamos con su familia” expresó, con las lágrimas a punto de brotar, Lolita Cortés.

 

Un homenaje a donde quiera que estés…

 

Ésta columna periodística número 32, trataría otro tema. Pero, qué tema más importante podría ser que dedicar un espacio a quien, con conocimiento de causa, orientaba a los mexicanos (de cualquier edad) sobre sexualidad en hombres, mujeres, heterosexuales, homosexuales, lesbianas, bisexuales.

 

A partir de hoy, realizaremos un homenaje a esa entrañable amiga y sexóloga, Anabel Ochoa, con una entrevista que me concediera hace poco más de un año.

 

Y desde aquí hasta donde quiera que te encuentres Anabel, un enorme aplauso a tu valiosa contribución en éste mundo. En tus libros seguirás latiendo, en cada una de esas palabras que escribiste seguirás guiando a muchos por décadas más.

 

--------------

Entrevista a Anabel Ochoa por Israel Mendoza Torres
Copyright © 2007 - 2008 Israel Mendoza Torres
Prohibida su reproducción parcial o total de dicha entrevista
Reproducción de la entrevista realizada el sábado 6 de octubre de 2007

 --------------

 

Anabel Ochoa se encuentra adentrada en la presentación de su más reciente publicación ‘El Conversador y otros relatos’, una novela sobre el laberinto que encierran las palabras. Ha estado en medios televisivos, radiofónicos y con la prensa escrita.

 

Hace unos días, la también actriz de ‘Los Monólogos de la Vagina’, estuvo en la Librería de Porrúa Hermanos y compañía S. A de C. V. [ubicada en Avenida José López Portillo número 105. Local 83 y 84. Colonia zacuautitla. Coacalco, Estado de México], para la presentación de ésta, su novela.

 

Ahí estuvo conversando con la gente que se dio cita en el lugar. Habló sobre su llegada a México (al lado de su esposo Josu Iturbe), en donde no todo fue admiración hacia ella, también hubo problemas serios. “Cuando llegamos a mi México no me querían. Me corrieron de todos los periódicos y revistas que ustedes se puedan imaginar. Hace veinte años en México ser sexóloga era como ser «cochinóloga»

 

Pero no sólo era ella, también su esposo Josu Iturbe, presentaba un libro acerca de la política y el arte —en columnas consecuentes constaremos sobre él—. Es una pareja inseparable.

 

El amor es más que cualquier otra cosa en el mundo.

 

Cuando llegamos a México, sí fuimos conscientes de varias cosas: nos tuvimos que reinventar. Decidimos que nuestro proyecto amoroso estaba por encima de cualquier otra cosa. Que lo mejor que habíamos conocido en la vida, no era ni la raza, ni la identidad, ni el dinero, era el amor. Esa experiencia era incomparable con cualquier otra cosa. Y decidimos que el amor estaba por encima, y todo lo demás al servicio del amor. Decidimos que no íbamos a aceptar ningún trabajo que no nos permitiera estar juntos. Eso, cuando tienes hambre, es muy difícil de decir”.

 

Y es por ello que él se encarga de auxiliarla en sus asuntos y ella hace lo mismo para él. Su fórmula la han mantenido desde su estancia en México (más de dos décadas); tanto que no trabajan separados. “En ‘Los monólogos de la vagina’ tengo un contrato actoral con la empresa. El contrato es un machote estándar, por el que está prohibido acercarse, ni siquiera, a los camerinos a las parejas de las actrices… cuando me fueron a contratar, dije «lo lamento, no acepto trabajar en esta obra por esto». Mi pareja y yo no nos separamos jamás, ni un sólo minuto. Si mi pareja no puede estar yo tampoco. Me hicieron una cláusula especial en la que Anabel Ochoa puede estar con su pareja”.

 

Por lo que han tratado de ligar sus profesiones para estar juntos, el mayor tiempo posible. “Creo que la escritura nos ha permitido realizar eso, otro tipo de profesiones igual no pueden ser”.

 

‘El Conversador y otros relatos’

 

La española Anabel Ochoa —mejor conocida como “la sexóloga número uno de México”— es la autora de esta historia en donde un intelectual se dispone a crearse una forma de vida anunciándose en un periódico como “conversador”. Una historia sumamente interesante, pues nos vamos adentrando en la vida de las personas que contratan los servicios de éste intelectual.

 

Rubén, el protagonista de esta novela, es un hombre solitario que, mediante un anuncio en el periódico, ofrece sus servicios profesionales como “conversador” sobre todos los temas, veinticuatro horas al día y todos los días del año. A través de su extravagante oficio, en las charlas con sus clientes, descubre los extraños laberintos que hay en la mente de las personas y penetra en diversos giros de sus vidas: sexualidad, secretos, miedos, obsesiones, fetiches e ideas…

 

En un inicio, el Conversador cree tener los hilos de su peculiar profesión en la mano. Pero al querer controlar todas las piezas del juego, las vidas de sus clientes se van entrecruzando poco a poco, hasta que los limites se borran y él queda atrapado en un laberinto, entre la ninfómana Marlén, el psicoanalista bisexual Mario Rotaeta y el Brujo, un viejo químico cuya obsesión es experimentar con todo tipo de drogas y sustancias alucinógenas.

 

La entrevista en exclusiva. Primera parte

 

Me he topado con una mujer bastante relajada con los medios de comunicación. Entregada a sus seguidores. Escuchando a quienes buscan una solución a sus problemas. Ella es Anabel Ochoa, con quien conversamos en exclusiva.

 

Israel Mendoza Torres (I. M. T.).– Bien, nos encontramos con la escritora y sexóloga —ya catalogada como número uno del país—, Anabel Ochoa. (Estrechándonos de las manos) Anabel ¿cómo estás?

 

Anabel Ochoa (A. O.).– Muy bien, muy bien. Agustísimo. Pues rodeada de gente que está comprando libros. Cuando la gente está comprando libros algo ocurre distinto en las cabezas, en las familias y en las casas

 

I. M. T.– ¡Claro!

 

A. O.– …creo que son buenos compañeros los libros.

 

I. M. T.– ¿Cómo viste al Estado de México?

 

A. O.– Bueno, pues, con mucho tráfico (risas). ¡Qué quieres que te diga! (risas)…

 

 

I. M. T.– Sí, muchísimo. Es un caos… Pero me da un enorme gusto estar aquí contigo. Estás presentando tu libro ‘El conversador y otros relatos. Una persona que se anuncia en el periódico como conversador profesional. ¿Qué nos espera al leer esta historia?

 

A. O.– Pues es la historia de un intelectual que domina todos los temas, acerca de todo; pero como buen intelectual es un inútil para ganarse la vida. Inútil de inventarse ésta profesión de conversador con un anuncio en el periódico: «se ofrece conversador por horas; todos los temas».

 

I. M. T.– ¿Cómo surgió la idea para relatar ésta historia?

 

A. O.– La idea es del mundo que me rodea. Yo he vivido siempre entre intelectuales. Y entonces, los intelectuales se dedican mucho a cultivar el mundo interno. Y a veces son muy nefastos para ganarse la vida. No les hables de que algo sea negocio porque les parece que todo se mancha  —su espíritu puro—. Y entonces, tengo amigos que son verdaderos genios y se la pasan muertos de hambre. De ahí, de la condensación de todos esos amigos, empezó a surgir el personaje.

 

I. M. T.– ¿Por qué crees que pase esto? Los verdaderos talentos están escondidos, y hay otros que no lo son tanto y salen a la luz y son venerados como lo más sobresaliente en el mundo...

 

A. O.– Bueno, digo, a veces el intelectual tienen un modo de entender la vida. Si tú te entregas de pronto, no sé, por poner un ejemplo —que eso te lo puede explicar mejor Josu, que es crítico de arte— (refiriéndose a su esposo), un artista plástico de pronto ve que una temática que ha hecho de árboles verdes le ha dado mucho dinero. Hasta qué punto se deja llevar de su inspiración para la pintura siguiente; o sigue pintando eso que es lo que da dinero

 

I. M. T.– Claro. Finalmente es adentrarse a una disyuntiva sumamente compleja…

 

A. O.– Es decir, a veces, el negociar… —sobre esos temas, fíjate, trata la novela de Josu (‘El cadáver crítico’), precisamente de arte, poder, dinero y política. Ahí, creo, que tiene una explicación mucho más clara que la que yo pueda dar—.

 

I. M. T.– ¿Hay prostitución en la cultura?

 

A. O.– Claro que sí. Hay prostitución en la cultura, absolutamente. Hay prostitución en todo. El mundo es un gran mercado y de pronto, hay gente que le llama moral. Es mentira, es dinero lo que se mueve. Absolutamente dinero.

 

I. M. T.– ¿Qué les dirías a las personas que van a comprar tu libro?

 

A. O.– Que es una novela, y como toda novela, ensancha nuestra mente, nos permite volar; nos hace pensar más. Pensando más, podemos ser mejores personas. Porque creo que nuestra faceta nefasta viene de pensar poco, o pensar las cosas sólo desde un lado. Y que además, trata de muchos temas psicoanalíticos. Y que trae un glosario estupendo al final, para ampliar todos los conceptos psicoanalíticos que no son del lenguaje común. Es didáctico también.

 

I. M. T.– Justamente es lo que iba a preguntarte, si la historia que escribiste le servirá a los lectores por su andar en la vida…

 

A. O.– Sirve de ayuda. Leer siempre sirve de ayuda.

 

I. M. T.– Así es. Siempre he dicho que la clave y función de la lectura es eliminar todo tipo de ignorancia…

 

A. O.– Efectivamente.

 

En la siguiente columna, la segunda parte de ésta entrevista en exclusiva con Anabel Ochoa EN UN MERECIDO

HOMENAJE.

 

 

IMPORTANTE: Copyright © 2008 Israel Mendoza Torres. La columna ‘Cardinal’, así como El logotipo y nombre de ‘Cardinal’, están resguardados bajo los términos del Derecho de Autor. Prohibida su reproducción parcial o total sin autorización por escrito de su autor.

Blogs del autor:

 

http://israelmendozatorrespresenta.blogspot.com

http://homosexualidadresponsable.blogspot.com
http://planetaenlibertad.blogspot.com

http://imtdenunciaciudadana.blogspot.com

 

© La vida no es más que el fruto de lo que vamos construyendo. No hagamos lo que no queremos que un día nos hagan a nosotros; porque el tiempo es sabio y pone todo en su lugar, tarde o temprano. . . No hagamos sexo por el simple hecho de hacerlo; porque las enfermedades serán la peor consecuencia… La mejor arma contra la ignorancia es la lectura; aprendamos a leer más para ampliar nuevos horizontes en nuestra mente…

 

 

Expidan todos sus comentarios, quejas o sugerencias al correo electrónico: Correo electrónico
 

¡Hasta la próxima!
 

 
 
 
© VeracruzGay.com & Israel Mendoza Torres ● 2008 ● Derechos Reservados ● México