CARDINAL®, Responsabilidad y Compromiso Fundamental
 

Columna 034:
Cáncer de próstata: el enemigo del hombre

(parte 2)

 
 
 
CARDINAL®, Responsabilidad y Compromiso Fundamental
 
Por: Israel Mendoza Torres.
 
 

Anteriormente ya hablábamos sobre qué es el cáncer de próstata, sus causas, síntomas, factores de riesgo y cómo diagnosticarlo.

 

Ésta es la segunda serie, de cuatro, en la que abordaremos lo concerniente al carcinoma que nos atañe a los hombres.

Estadios o etapas y grados

 

El cáncer prostático es clasificado en varios estadios para su mejor diagnóstico y tratamiento:

 

Estadio I [A]. – En ésta etapa no se muestran ni se sienten ningún síntoma del carcinoma. El cáncer solo se halla alojado en la próstata y es detectable de manera casual. Éste estadio, a su vez, se divide en dos:

A1. – cáncer bien definido y con un solo foco (descubierto de una forma casual).

A2. – tiene similitud al anterior, solo que en éste es multifocal.

 

Estadio II [B]. – Las células cancerosas se encuentran en la glándula prostática únicamente. El tumor puede detectarse por medio de una biopsia o tacto rectal.

 

Copyright 1: ©  Desconocido. 2: © Desconocido.
3: © A.D.A.M. 4: © Healt.state.ny.us.

 

Éste estadio, a su vez, se divide en:

B1. – Un solo lóbulo es afectado

B2. – La invasión del carcinoma se da en los dos lóbulos.

 

Estadio III [C]. – Las células cancerosas se han diseminado fuera del recubrimiento (como si fuera una esfera) de la próstata a los tejidos circundantes.
 

Estadio IV [D]. – Se propaga hasta los ganglios linfáticos (vía metástasis), los órganos o tejidos ya sea cerca o lejos de la próstata, como podrían ser el hígado, los huesos o pulmones.
 

Recidiva. – De nueva cuenta brota el cáncer posteriormente de haber sido tratado. Puede reaparecer en la próstata o en alguna otra parte del cuerpo.
 

Clasificación T. N. M. – El cáncer se ha ido clasificando de diversas maneras como la utilización de letras:

T= Tamaño del tumor

N= Grado de dilatación a los ganglios linfáticos

M= La extensión de la irradiación a varias partes del cuerpo.

 

La representación de ‘grado’ es monopolizada para referir qué tanto se relaciona el tumor al tejido normal de la próstata. Asentándose en el aspecto del tejido del tumor, los aplicados de la medicina que se encargan del estudio de las enfermedades (patólogos) logran representarlos como cáncer de grado bajo, medio o alto.

 

Las técnicas, más certeras, para instaurar el grado en el que se halla el cáncer de próstata, son: ‘Sistema de la Clínica Mayo’, ‘Sistema Mostofi (WHO)’, ‘Sistema Gaeta’ y el ‘Sistema Gleason’ (es el sistema estándar de graduación en los Estados Unidos y se basa en el grado de diferenciación glandular); en donde se maneja la puntuación del 2 al 10.

 

El sistema se ocupa la puntuación del G1 al G4 (la G antepuesta es por Gleason). Los grados Gleason, según un estudio titulado ‘Análisis de concordancia de clasificación  de Gleason en biopsias transrectales  de próstata’, realizado por diversos médicos de la ‘Pontificia Universidad Javeriana’ de Colombia, se clasifican en:

 

 

• Gleason 1. – Glándulas   uniformes, pequeñas, en estrecho contacto con escaso estroma. Patrón de crecimiento expansivo con bordes bien circunscritos.

 

• Gleason 2. –  Hay ligera variación en forma y tamaño de las glándulas con mayor separación entre ellas y mayor cantidad de estroma.  Aunque el patrón de crecimiento, continúa siendo expansivo, los bordes son menos circunscritos.

 

• Gleason 3. –  Marcada variación en tamaño y forma de las glándulas. Pueden observarse áreas cribiformes y papilares  pero bien circunscritas. El patrón de crecimiento se torna infiltrativo constituido por estructuras glandulares.

 

• Gleason 4. –  Masas de estructuras glandulares con patrón cribiforme, de bordes irregulares. Puede observarse el patrón de célula clara conocido como hipernefroide.   Patrón de crecimiento infiltrativo, muy irregular, constituido por estructuras cribiformes o cordones.

 

• Gleason 5. –  Patrón predominantemente sólido, sin diferenciación glandular. Pueden observarse áreas de comedocarcinoma con necrosis central.

En uno y otro de los sistemas, cada vez que la puntuación es alta, mayor será la dimensión del tumor. Los tumores de agudo grado se desarrollan muy rápido y tienen una sublime probabilidad de disgregarse al exterior de la próstata que los tumores de grado bajo.

 

Procedimiento para tratar el cáncer

 

Cuando a un paciente ya se le ha diagnosticado cáncer en la glándula masculina (próstata), el paso a seguir es el tratamiento, el cual debe de ser individual y de acuerdo al estadio o grado en el que se encuentre la enfermedad. Los disímiles tratamientos que existen hoy en día son:

 

Cirugía. – En éste punto, varia la situación, ya que puede llegar a extirpar, simplemente, la zona cancerosa; en una etapa más avanzada si hay que eliminar totalmente la glándula y los ganglios linfáticos circundantes. Para llevar a cabo ésta forma de tratamiento se visualizan, a su vez, los distintos procedimientos quirúrgicos:
 

 

― Prostatectomía radical. – En ella se extirpa la próstata y el tejido que lo rodea. Para que la Prostatectomía radical puede realizarse debe encontrarse, el cáncer, aún dentro de la próstata; es decir, que no se haya exteriorizado.

En ciertas ocasiones, es necesario extraer los ganglios linfáticos del abdomen bajo, ubicados en la zona pélvica, esto es, entre los huesos de la cadera. La técnica quirúrgica que se emplea en éste tipo de tratamiento es mediante una cirugía conservadora de nervios, con el fin de no dañar los nervios que se utilizan para la erección.

― Prostatectomía perineal. – Se realiza a través de una incisión en la zona que se ubica entre el escroto y el recto.

 

― Prostatectomía retropúbica. – Se efectúa mediante una incisión que se realiza a través del abdomen bajo.

 

Criocirugía. – Con éste tratamiento, el cáncer queda destruido mediante un proceso de congelamiento.
 

Resección transuretral. – Éste procedimiento se lleva a cabo introduciendo un instrumento a través de la uretra (conducto que sirve para la evacuación de la orina y, adicionalmente, en el hombre, para el paso del semen), cuya finalidad es extirpar el cáncer de la próstata. Con éste proceso quirúrgico se merman los síntomas provocados por el carcinoma; dándole así, salida a otro tratamiento, ya que en ocasiones hay individuos que no son capaces de soportar una Prostatectomía radical.
 

Terapia hormonal. – Es la administración de estrógenos (hormona femenina), o bien, otros medicamentos como ‘angonistas LHRH’, las que provocan la disminución cuantitativa de la testosterona (hormona masculina), ya que ella es la gran causante de que el carcinoma crezca y se desarrolle.

 

Éste tratamiento se realiza a hombres con un alto grado de cáncer (viéndolo desde el ‘Sistema Gleason’).

 

Terapia biológica. – Esto es con la finalidad de que el mismo organismo desmantele el cáncer, es decir, vía metabolismo. Es, utilizando instrumentos propiamente del organismo, o bien, clonaciones de laboratorio, para fortalecer, reestructurar o dirigir las defensas naturales del cuerpo contra el cáncer. Es decir, se usa el sistema inmunológico para contrarrestar y/o detener la enfermedad.

 

Radioterapia. – Se suministra energía de radiación (radiaciones ionizantes) a la próstata. Éste suministro de forma ambulatoria mediante un haz de radiación externo; o bien, a través de implantes radiactivos colocados en la próstata mediante una aguja.
 

Quimioterapia. – En este tratamiento se administrarán medicamentos; lo que es lo mismo abastecimiento de drogas o venenos.
 

Espera vigilante. – El también nombrado ‘de observación’ es el más alentador de todos los anteriores, solo que es aplicado a los pacientes que se encuentran en el estadio I[A] o Gleason 1 (graduación de menor riesgo). Evidentemente que también es considerado para los hombres ya mayores o que padecen  otro tipo de enfermedad. Se lleva a cabo tras exámenes regulares, a través del tacto rectal o de estudios de sangre (AEP). Cuando se detecta que el cáncer se ha desarrollado, es preciso adentrarse a un tratamiento más activo (anteriormente señalados).

 

La elección del tratamiento a seguir

 

Para realizar el tratamiento adecuado, y que es individualizado, deben someterse a consideración varios factores, tales como:

 

1. La edad, el factor más importante.

2. La etapa de la enfermedad (estado o grado).

3. Antecedentes médicos generales del paciente.

4. Estado general de la salud (que no tenga alguna otra enfermedad, o que padezca del corazón, hipertensión arterial, diabetes, etc.).

5. La espera de vida que posee el paciente.

 

 

 

El ‘National Cancer Institute’ manifestó que “el paciente, sus familias y varios médicos participan en la tarea de escoger un tipo de tratamiento. Entre las consideraciones a tomar se encuentran el grado y la etapa del cáncer, la edad y la salud del paciente y las preferencias individuales de cada paciente en cuanto a los beneficios y los riesgos de cada opción de tratamiento” ante las constantes indecisiones por las que pasa el paciente diagnosticado con cáncer de próstata.

 

El paciente no necesariamente tiene que asumir el diagnóstico que le determinó su médico, también puede tomar otras opiniones; lo mismo pasa al momento de la elección del tratamiento al que se someterá.

 

Muchas veces es bueno obtener una segunda opinión y los pacientes oirán diferentes opiniones y recomendaciones. Debido a que existen varias opciones de tratamiento razonables para la mayoría de los pacientes, la decisión puede ser difícil. Los pacientes deben tratar de obtener la mayor información posible y tomar su decisión cuidadosamente, sin apurarse. Son muy raros los casos en que se necesita tomar una decisión sin contar con el tiempo necesario para entender los pros y los contras de las diferentes opciones”, apunto el ‘National Cancer Institute’. Asimismo sugiere Larry Goldenberg (Director del Centro de Estudio de la Próstata del ‘Hospital General de Vancouver’) que la obligación del médico es orientar a su paciente.

 

En la SIGUIENTE, la tercera parte de las cuatro series, encontrarás tópicos como: ‘Hiperplasia Prostática Benigna (HPB)’, ‘calidad de vida de un hombre con cáncer’, ‘Estadísticas’, ‘Avances científicos’, entre otras cosas más que iremos discutiendo a lo largo de ésta cobertura concerniente al cáncer de próstata.

 

 

IMPORTANTE: Copyright © 2009 Israel Mendoza Torres. La columna ‘Cardinal’, así como El logotipo y nombre de ‘Cardinal’, están resguardados bajo los términos del Derecho de Autor. Prohibida su reproducción parcial o total sin autorización por escrito de su autor.

Blogs del autor:

 

http://israelmendozatorrespresenta.blogspot.com

http://homosexualidadresponsable.blogspot.com
http://planetaenlibertad.blogspot.com

http://imtdenunciaciudadana.blogspot.com

 

© La vida no es más que el fruto de lo que vamos construyendo. No hagamos lo que no queremos que un día nos hagan a nosotros; porque el tiempo es sabio y pone todo en su lugar, tarde o temprano. . . No hagamos sexo por el simple hecho de hacerlo; porque las enfermedades serán la peor consecuencia… La mejor arma contra la ignorancia es la lectura; aprendamos a leer más para ampliar nuevos horizontes en nuestra mente…

 

 

Expidan todos sus comentarios, quejas o sugerencias al correo electrónico: Correo electrónico
 

 ¡Hasta la próxima!

 

 
 
 
© VeracruzGay.com & Israel Mendoza Torres ● 2009 ● Derechos Reservados ● México