CARDINAL®, Responsabilidad y Compromiso Fundamental
 

Columna 045:
El amor no es excluyente

 
 
 
CARDINAL®, Responsabilidad y Compromiso Fundamental
 
Por: Israel Mendoza Torres.
 
 

¿Qué ha pasado en los últimos años en que la población ha crecido a enormes cantidades? Solo eso, la espuma se alimenta más y más. Pero, en otros sitios, los representantes de naciones, han hecho mención de que el mundo ha madurado, quizá, en la misma proporción en que la natalidad se disparó.

 

El capricho es latente. No necesariamente hay que armar tal frase o enunciado “brillante” para saber que dan por hecho que el mundo ha evolucionado, y por tanto, madurado.

 

Es el cereal que todas las mañanas desayunamos, el guisado que en familia comemos, y en la cena, que ya para dormir, ingerimos.

 

Sí, las frases memorables como “la economía va creciendo a grandes pasos”, “la pobreza ha disminuido”, “es sólo un resfriado el que nos da cuando Estados Unidos le pega una gripe”, “las mujeres ya son respetadas”, “los homosexuales ya tienen la tolerancia de las personas”. . . y así, podemos recordar una gran gama de esa mimesis política.

 

Si tan sólo basta ver cómo a nuestros padres, a nosotros mismos, el dinero no nos alcanza; que hay gente que vive en condiciones bastante deplorables; las mujeres son asesinadas, violadas, ultrajadas, en algunos casos son esclavas; los hombres que han decidido  ser ellos mismos (salir del oscuro y terrible clóset) y no reprimirse  por una realidad que les

 

Copyright: © GayAmore. Modelos: Desconocidos.

 

tocó vivir, sí, la de la homosexualidad, son mal vistos, incluso, asesinados o violentados por ello. . .qué han hecho los gobernantes para solucionar todo esto, nada, realmente, nada.

 

Aún no se dan cuenta que el poder no es para humillar, pisotear, matar en guerras; no señores, el poder es para servir y vivir mejor, sí, mejor pero TODOS, no unos cuantos. ¡Vaya sarcasmo al decir que estamos viviendo en el cambio!

 

Y sobre todo, porque es exclamado ante miles y miles de personas, ante nosotros que vivimos la verdadera realidad, una realidad forzada y maquillada. —Y eso que hemos cambiado y que todo marcha bajo la “democracia que gozamos hoy”—. Para ser más exactos, son frases que en México ha seguido arrastrando como si fuera un cáncer; como las víboras que solo cambian de piel, pero siguen siendo el mismo reptil de siempre.

 

Es verdaderamente vergonzoso que la Secretaría de Salud pregunte a la iglesia qué es lo que tienen que hacer. Sí, realmente era una muy buena idea el anexar a los spots de televisión, radio o prensa escrita, dentro de la campaña “No A La Discriminación”, a los homosexuales. —¡Que ironía, una campaña contra la discriminación y dicen “no a los gays”!—.

 

En ocasiones la televisión me da un verdadero asco, y digo asco por no entablar un dilema entre lo que creen y lo que realmente es. Asco en todos los sentidos, preocupados más por ganar dinero que una sonrisa; preocupados más porque sean famosos que sonreírle a la vida por el simple hecho de estar vivos.

 

Y qué decir de la basura de programas, todos estructurados para crear robots, para seguir teniendo esclavos. Y qué pasa con los que logran salir de esa canasta, son desviados, son malos, son revoltosos.

 

En cierta ocasión, charlando con Eduardo Pérez, estudiante de turismo, amigo mío, razonábamos el hecho de que cómo es posible que los padres se empeñen en decir: “ve, esos putos se están besando, no tienen vergüenza; no veas eso hijo, es inmoral”. Señora, señor, pero si su hijo ve cosas que no le han producido una inteligencia en el alma, en la mente, solo prefiere ver Dragon Ball, caricaturas que solo lo incitan a la violencia; quizá usted no lo sabe, pero ve pornografía en la red o en la televisión. . . ¿eso no es inmoral?

 

Claro que no, pues es lo que está de moda, son caricaturas en donde no sacan a hombres besándose; aparecen solo mujeres semidesnudas, hombres que solo invitan a continuar con el machismo del cual aún no se ha logrado quitar. Alimentando la cultura heterosexual que no permite más allá de sus designios.

 

Esto no va a cambiar si nosotros mismos no cambiamos, si no comenzamos a ser honestos con nosotros mismos, siendo lo que queremos sin atentar, verdaderamente, a terceras personas. Lo dije ya en una ocasión, el amor entre hombres es simplemente “la otra representación del amor”. La homosexualidad no es una enfermedad, mucho menos se contagia, no es mala.

 

Simplemente porque no estamos acostumbrados a ver algo distinto, porque inmediatamente lo tachamos de inmoral. Los homosexuales no asesinan con ese amor a un igual de sexo. Los homosexuales somos como cualquier otra persona que trabaja, estudia, que se gana la vida a diario, no somos basura.

 

Los homosexuales que aman a su pareja, no tienen porque sentir vergüenza alguna, pues lo mejor de todo, es luchar por lo que queremos; pero luchar con inteligencia, no con guerras, no con violencia.

 

Lo que no cabe en la cabeza de muchos, de los tantos y tantos que somos, es en qué forma hemos madurado. Resulta difícil responder a tal interrogante, pues se puede creer que hemos madurado y progresado por los grandes cambios en la tecnología, la cual ha sido muy veloz en su apoderamiento del mundo. Pero eso no significa que la madurez sea enfocada a la gran vanguardia de fibras ópticas; es aún más allá de eso.

 

Social, política, económica, educativa, y religiosamente somos como el fruto más verde y que se ha caído ya; el árbol más pequeño de la comarca… pero siguen pensando en que el gay es inmoral; que el amor que un hombre le profesa a otro no tiene ninguna validez, ese amor, simplemente no existe, es humillado por todos lados. Pero el que realmente sabe que existe que es muy grande, en algunos casos, es el propio homosexual.

 

 

IMPORTANTE: Copyright © 2009 Israel Mendoza Torres. La columna ‘Cardinal’, así como El logotipo y nombre de ‘Cardinal’, están resguardados bajo los términos del Derecho de Autor. Prohibida su reproducción parcial o total sin autorización por escrito de su autor.

Blogs del autor:

 

http://israelmendozatorrespresenta.blogspot.com

http://homosexualidadresponsable.blogspot.com
http://planetaenlibertad.blogspot.com

http://imtdenunciaciudadana.blogspot.com

 

© La vida no es más que el fruto de lo que vamos construyendo. No hagamos lo que no queremos que un día nos hagan a nosotros; porque el tiempo es sabio y pone todo en su lugar, tarde o temprano. . . No hagamos sexo por el simple hecho de hacerlo; porque las enfermedades serán la peor consecuencia… La mejor arma contra la ignorancia es la lectura; aprendamos a leer más para ampliar nuevos horizontes en nuestra mente…

 

 

Expidan todos sus comentarios, quejas o sugerencias al correo electrónico: Correo electrónico
 

¡Hasta la próxima!
 

 
 
 
© VeracruzGay.com & Israel Mendoza Torres ● 2009 ● Derechos Reservados ● México