CARDINAL®, Responsabilidad y Compromiso Fundamental
 

Columna 065:
100 años de la Revolución y la violencia se acentúa

 
 
 
CARDINAL®, Responsabilidad y Compromiso Fundamental
 
Por: Israel Mendoza Torres.
 
 

Lo siguiente es una carta que envié al periódico Reforma, dentro del espacio ‘Cartas del lector’ (y publicada el Lunes 13 de septiembre de 2010. Sección Nacional).

 

Una carta que vio la luz cuando los festejos del tan anhelado (y tan manoseado) Bicentenario estaban en su esplendor (y que en otros medios no me quisieron publicar):

No Es De Un Solo Día

 

Todos los funcionarios públicos, y hasta parte de la sociedad mexicana, están muy preocupados por las fiestas patrias.

 

Me parece que es seguir en el mismo letargo de siempre. México no es de un solo día. No me considero mexicano sólo el 15 de septiembre.

 

Copyright: 1 y 2 © Desconocido (tomadas de internet).
3: © Santyago.org. 4: © Desconocido (tomada de internet).

 

Me sentiría orgulloso si México fuera un país con progreso ascendente, con seguridad garantizada, libertad de expresión para todos, una verdadera democracia, políticos de primer grado, funcionarios no corruptos, ciudadanos que cuidaran a su país, mexicanos comprometidos y respetuosos de los demás.

 

Pero la fiesta sólo se torna en un acto político y de festín hipócrita.

 

¿No tenemos la capacidad de darnos cuenta de que el País está sangrando?

Israel Mendoza Torres

----- 

Y es que me parece tan abrumador todo esto de las festividades patrias —el Bicentenario de la Independencia y, próximamente, el Centenario de la Revolución Mexicanas—, mientras familias enteras sufren por la pérdida de alguno de sus miembros: a manos del crimen organizado, de militares, de policías o de un enfrentamiento entre éstos.

 

El Gobierno de Felipe Calderón Hinojosa ha gastado 2 mil millones de pesos para impulsar una “guerra” (sic) malograda.

 

Malograda me refiero a que las estrategias que han implementado han arrojado como resultado miles de muertes inocentes. Malograda porque el Ejecutivo Federal no ha podido restablecer el orden a nivel nacional.

 

Del mismo modo, es cierto que una sola persona o un solo grupo NO terminarán con esta oleada de violencia. Los diputados y senadores han criticado fuertemente todas las estrategias; pero ellos qué han hecho. Ni siquiera pueden entenderse entre ellos mismos.

 

 

Parece un salón de fiestas, un cuadrilátero de peleas, una sala de siestas… todo a la vez, menos un recinto que merece respeto. Y si una ley no conviene a sus intereses partidistas, simplemente no es avalada. ¿Qué se creen éstos sinvergüenzas?

 

Los que hemos sufrido la violencia en nuestras propias personas o en familiares o en amigos o en vecinos, sabemos que el País está siendo rehén de uno cuántos. Pero esos cuántos no están solos, son patrocinados por el mismo aparato de gobierno (municipal, delegacional, estatal o federal).

 

Se le ha permitido al crimen organizado hacer y deshacer con la sociedad mexicana cuantas veces se les venga en gana. Si la víctima denuncia; quizá, los mismos que registraron esa denuncia están en complicidad con sus agresores. Y qué sucede, la víctima es rehén de sus agresores y del mismo organismo policial.

 

También, el agresor se esconde bajo el disfraz del amigo, del vecino, de colega, del conocido, del familiar. ¿Qué garantía tenemos los ciudadanos de nuestra seguridad?

 

Como ha sido el caso de ‘Giuseppe’, el niño de 10 años que fue secuestrado, torturado y asesinado el 24 de agosto de este año.

 

Los secuestradores sabían que el padre del muchachito había cobrado su finiquito correspondiente por la extinción de la Compañía de Luz y Fuerza del Centro. Le pegaron, le maltrataron, le humillaron, le dejaron sin comer… le partieron el alma a toda su familia.

 

 

Cuando vi las imágenes que los infelices sujetos grabaron al momento de agredir al niño (que yacía desnudo, las manos y pies atados y la cara vendada), me llenó de una enorme tristeza. Una impotencia se adueñó de mí, sin ser parte de mi familia. ¿Cómo es posible que le hagan eso a un niño? ¿Qué daño les había hecho a sus agresores?

 

Cuando era un pequeño solamente, Giuseppe jugaba con el que fuera parte de la banda de cobardes criminales que le plagiaron. Su amigo, su compañero de fiestas, su invitado en las reuniones familiares fue quién cobró el dinero que pedían de rescate.

 

Afortunadamente arrestaron a este hombre, de tan sólo 20 años, a pocos metros del sitio donde recogió el monto. Sin embargo, Giuseppe no corrió con la misma buena suerte: le mataron.

 

Giuseppe jamás tendrá que preocuparse por ocuparse de hacer más tareas, de elegir una carrera profesional, de ver reír a sus amigos, de despedirse de su familia… su cuerpo fue abandonado en el municipio Nicolás Romero perteneciente al Estado de México.

 

Como periodista, como humano, me ha dolido tanto este crimen. Le he llorado al momento de ver esas amargas imágenes que me fueron enviadas a través de mi cuenta de Facebook. Y sí, no le conocía. Quizá nunca lo haría. Pero la maldad humana contra un semejante, y además niño, es lo que lacera más. Y si existe alguien divino, allá en el cielo, que le de valor y paz a la familia de Giuseppe. Porque el castigo a sus agresores, no sé si llegue.

 

El Estado de México tiene, a nivel nacional, el primer lugar en secuestros y robo de autos. Es alarmante saber que 374 ejecuciones hubo en el 2009 en la entidad mexiquense. Y en éste año la cuenta sigue aumentando.

 

Ese estado donde su gobernador, Enrique Peña Nieto, está más preocupado por salir en televisión (aunque no pueda crear un discurso improvisado, no sepa responder ante una entrevista, inaugure las obras sin aún terminarlas… pero eso sí, Televisa ha sido patrocinador dedicándole espacio en todos sus espacios informativos (hasta de entretenimiento) todos los días)… y por su candidatura a la Presidencia de la República Mexicana en el 2012.

 

 

Y qué decir de los asesinatos por homofobia. Esa enfermedad que padecen muchos que creen que amar a uno igual de su género es un pecador, un impuro, un antinatural, un animal… y pocos son los políticos que han legislado para que los homosexuales seamos respetados.

 

Y yo me pregunto ¿por qué se tienen que legislar los derechos que cualquier persona tiene en su vida amorosa, que es privada, si es un derecho natural? Y quienes las defienden, sólo pocos, son honestos y buscan el beneficio de la diversidad sexual; otros simplemente es un trampolín para alcanzar adeptos políticos.

 

Las grandes televisoras y algunos periódicos de circulación nacional (y los ya conocidos pasquines) han contribuido a la situación en la que vivimos. No por el hecho de tener canas o ser el más gritón del canal ya está diciendo la verdad en su noticiero (televisión) o noticiario (radio).

 

Y para los demás ciudadanos mexicanos, sólo una reflexión: ¿qué responsabilidad tenemos?

 

 

IMPORTANTE: Copyright © 2010 Israel Mendoza Torres. La columna ‘Cardinal’, así como El logotipo y nombre de ‘Cardinal’, están resguardados bajo los términos del Derecho de Autor. Prohibida su reproducción parcial o total sin autorización por escrito de su autor.

Blogs del autor:

 

israelmendozatorrespresenta.blogspot.com

homosexualidadresponsable.blogspot.com
planetaenlibertad.blogspot.com

imtdenunciaciudadana.blogspot.com

 

© La vida no es más que el fruto de lo que vamos construyendo. No hagamos lo que no queremos que un día nos hagan a nosotros; porque el tiempo es sabio y pone todo en su lugar, tarde o temprano. . . No hagamos sexo por el simple hecho de hacerlo; porque las enfermedades serán la peor consecuencia… La mejor arma contra la ignorancia es la lectura; aprendamos a leer más para ampliar nuevos horizontes en nuestra mente…

 

 

Expidan todos sus comentarios, quejas o sugerencias al correo electrónico: Correo electrónico
 

¡Hasta la próxima!
 

 
 
 
© VeracruzGay.com & Israel Mendoza Torres ● 2010 ● Derechos Reservados ● México