CARDINAL®, Responsabilidad y Compromiso Fundamental
 

Columna 075:
Eyaculación precoz: el devenir apresurado

 
 
 
CARDINAL®, Responsabilidad y Compromiso Fundamental
 
Por: Israel Mendoza Torres.
 
 

Siempre que hablamos de sexo, es hablar de muchas cuestiones que trae consigo. Los homosexuales no tenemos que preocuparnos por si dejamos embarazado a nuestro novio, porque eso no es posible; lo que sí, es que podamos contraer alguna enfermedad si no nos cuidamos. Pero también, existen otros factores que no permiten que la relación sexual tenga un final satisfactorio y feliz, como es el caso de la eyaculación precoz.

 

Hagamos un poco de historia, si nos remontamos a la época de nuestros ancestros, sí, a la de las cavernas, era más factible y probable que la eyaculación fuera de una forma más rápida, pues cuando el varón estaba en pleno acto sexual tendía a ser más vulnerable a los depredadores (animales salvajes) que se encontraban rondando sus sitios de vivienda. De ahí, proviene que el hombre, con tan solo tener contacto con algo que le produzca placer suele explotar.

 

Hace ya varios meses, publicaban en esta columna mía, en la que abordé el tema de la estimulación de la respuesta sexual masculina (‘Estimulación Sexual De Hombre A Hombre’), ahí, mencionaba que los investigadores William H. Masters y Virginia E. Johnson, llevaron a cabo, en el año de 1954, una investigación para saber la reacción sexual de las personas, tanto de hombres como mujeres. Sus resultados los clasificaron en fases: 1. Excitación, 2. Meseta, 3. Orgasmo y 4. Resolución.

 

Copyright 1: © Dylan Ricci - 'Couple Men'.
3: © BelAmi. Modelos: Sebastian y Josh.

 

Dentro de la fase meseta, en donde el pene comienza a crecer —por decirlo de una manera literal—, el varón puede tener una eyaculación, pasando por todas las fases restantes de una forma muy fulminante. Es decir, que la eyaculación precoz, es eyacular antes de tener alguna penetración con el ano —discutiendo en locuciones de relaciones homosexuales—, tan solo con sentirlo cálido y húmedo.

 

Regularmente cuando se es eyaculador precoz, recurren a cremas y lociones que mantienen una leyenda de “retarda la eyaculación precoz”; en la mayoría de los casos, éstas no funcionan, pues tienen un efecto anestesiador, es decir, que sí retardan la eyaculación, pues deja dormido el pene y, posiblemente, el ano de tu pareja; en donde ninguno de los dos sentirán placer, y mucho menos llegaran al orgasmo que tanto desean.

 

Con frecuencia, la eyaculación precoz se da en la etapa adolescente; pues el temor de ser descubiertos o estar en un lugar inadecuado, suele acelerar el proceso eyaculatorio. La masturbación tiene un factor importante dentro del control eyaculatorio, pues el individuo sabe cuándo dejarse ir o cuándo no.

 

Lo anterior fue revelado por Alfred Kinsey en 1948, tras un estudio exhaustivo en Estados Unidos de Norteamérica, basándose en experiencias de otras personas y, sobre todo, en las personales,  descubriendo así, que los hombres eyaculaban en tan solo dos minutos de haber penetrado en las vaginas de sus esposas o novias.

 

Existe un método descubierto y comprobado por el estudioso Derek Plonsky, en donde no se tiene que recurrir a mucho, solo tener confianza y ganas de querer hacerlo.

 

Las siguientes etapas habrá que alcanzarlas adecuadamente para un mejor y satisfactorio resultado:

 

Etapa 1.- Cuando el pene muestre una erección, acuéstate de espaldas, cierra los ojos y comienza a masturbarte. La concentración debe estar reunida en sensaciones eróticas, únicamente. Con el frotar de los genitales, durante la masturbación, existirá la necesidad de eyacular, cuando la registres, detente. Espera un minuto, relájate y vuelve a repetirlo otra vez.

 

Concíbelo de la misma forma en un período de 3 o 4 ocasiones, después, eyacula. Intenta hacerlo por lo menos 3 veces a la semana, durante 14 días.

 

Etapa 2.- Es muy sencillo, ahora, tienes que aprender a mantener un control sobre tu excitación, aunque a veces resulta ser complicado. “Si 10 significa que va a acabar, entonces podría apuntar a mantenerse entre 7, 5 u 8. Al masturbarse, puede enfocarse en su nivel de excitación, y cuando llegue a 6 o 7, puede detenerse o hacerlo más lenta, tratando de mantener el nivel de excitación alta o constante”, nos explica un folleto virtual de ‘info-pene.com’.

 

 

Es decir, si sientes que, cuando estás masturbándote, aparece una verdadera excitación, mantente ahí, pero no permitas que haga su aparición el semen. Hazlo en un espacio de 15 minutos, luego, déjate ir y, ahora sí, dispara el arma. Con esto, experimentaras orgasmos de mayor satisfacción y mejor calidad.

 

Etapa 3.- Aquí, tienes que controlar los músculos PC o Pubococcígeos—que no son otra cosa que los músculos que se encuentran alrededor de la cadera, cerca del cóccix—, apretar y relajar. Kegel, un estudioso de las relaciones sexuales, creó un modelo de ejercicios para que la eyaculación precoz, ya no tenga que ser motivo de tus constantes desvelos o preocupaciones.

 

Puedes hacer una contracción cuando vayas al sanitario, reten la orina cuando vaya a la mitad del chorro, luego suéltalo; así, se mostrará como dichos músculos (PC) están contrayéndose por un esfuerzo propio. Puedes intentarlo cuando vas en el auto, o sentado en el transporte público, o en cualquier sitio, siempre contrayendo como si estuvieras orinando. 

Para que esto dé mejores resultados, trata de ponerlo en práctica cuando tu pene esté con una media erección, “el abultamiento del pene es un signo seguro de que ha encontrado el grupo muscular correcto”, asegura ‘info-pene.com’. Hazlo de una manera paulatina, pues recuerda ‘nada con exceso, todo con medida’. Dentro de ésta etapa se logra que se tenga un control en poder acelerar o retardar el orgasmo

 

Etapa 4.- Llegamos a la etapa en donde se pueden utilizar herramientas exteriores, es decir, la utilización de lubricantes. En el mercado existe una infinidad de marcas de lubricantes, pero es mejor utilizar los que están hechos a base de agua, tanto para estos ejercicios, como para el acto sexual; ya que si están hechos con otra sustancia, por ejemplo de alcohol, tu pene sentirá ardor, e igualmente irritaras el ano por dentro y por fuera.

 

Coloca una cantidad considerable al rededor de tu pene, con esto, brindarás una sensación más real, es decir, sentirás como si estuvieras penetrando el ano de tu pareja.

 

 

Etapa 5.- Es momento de poner en práctica lo que aprendiste en las etapas anteriores, solo que ahora lo harás con tu pareja. Colócate debajo de tu compañero, él te dará la espalda, coloca tu pene en su ano. Si crees que experimentas una sensación que te invita a eyacular, aleja el pene de su ano, relájate y vuelve a intentarlo de nueva cuenta.

 

Enseguida, penétralo, toma a tu compañero de la cadera y inicia a pilotarlo de arriba hacia abajo, hasta que tú y él experimenten una excitación media o regular. Háganlo por un periodo de 3 o 4 ocasiones, después déjense ir, comienza a empujar tú y déjate venir; o bien, si no quieres eyacular dentro de él,  cuando sientas explotar, saca tu pene y ayúdate con la mano hasta eyacular.

 

Con estos ejercicios lograras un mayor control de tu eyaculación; al mismo tiempo, sentirás, junto con tu pareja, una mayor satisfacción dándose placer cada vez más superior.  Prueba éstas etapas de tres a cuatro ocasiones, luego, experimenta con otras posiciones.

 

Lo importante de todo esto, es que no te desesperes, mejor canaliza esa desesperación que pudieras sentir en hacer un mayor esfuerzo para lograrlo. La comunicación en pareja hará las cosas más sencillas. Además, de que en el proceso de los ejercicios, podrán descubrir nuevas formas de sentir placer y llegar a orgasmos más fastuosos.

 

 

IMPORTANTE: Copyright © 2011 Israel Mendoza Torres. La columna ‘Cardinal’, así como El logotipo y nombre de ‘Cardinal’, están resguardados bajo los términos del Derecho de Autor. Prohibida su reproducción parcial o total sin autorización por escrito de su autor.

©
La vida no es más que el fruto de lo que vamos construyendo. No hagamos lo que no queremos que un día nos hagan a nosotros; porque el tiempo es sabio y pone todo en su lugar, tarde o temprano. . . No hagamos sexo por el simple hecho de hacerlo; porque las enfermedades serán la peor consecuencia… La mejor arma contra la ignorancia es la lectura; aprendamos a leer más para ampliar nuevos horizontes en nuestra mente…

 

 

Expidan todos sus comentarios, quejas o sugerencias al correo electrónico: Correo electrónico
 

¡Hasta la próxima!
 

 
 
 
© VeracruzGay.com & Israel Mendoza Torres ● 2011 ● Derechos Reservados ● México