CARDINAL®, Responsabilidad y Compromiso Fundamental
 

Columna 079:
Amores equívocos en ‘Adagio’ de Eduardo García

(parte 1)

 
 
 
CARDINAL®, Responsabilidad y Compromiso Fundamental
 
Por: Israel Mendoza Torres.
 
 

Fotografías: © Pedro Espejo. Cortesía para Israel Mendoza Torres.

 

En México, los secuestros aumentan con un voraz frenesí. En Venezuela, son cinco secuestros por día. América Latina comienza a verse arrebatada por la impunidad, por la delincuencia… pero también por la ignorancia, la irresponsabilidad; el respeto agoniza y parece que los responsables desean ver el fin.

 

Sin embargo, un sinnúmero de historias se han quedado en silencio. Silencio que ha provocado incredulidad ante los hechos. Eduardo García, dominicano de nacimiento, nos presenta una historia por demás contrastante y con perdurable polémica: el secuestro y sus cóncavas consecuencias en quienes lo viven. Aunque la historia es ficción, refleja mucho de la realidad de hoy estamos viviendo.

 

A García le anteceden ‘Feliz cumpleaños, te quiero’ y ‘Días Felices’ que fueron todo un suceso en Chile —país que lo abrigó por un  tiempo—. Y ahora, con ‘Adagio’ nos muestra una belicosa y silenciosa historia de amor en cautiverio durante una terrible etapa para los chilenos.

 

Platiqué con él en el marco de su cuarta novela que ha sido presentada en España, en donde radica desde hace más de un año.

 

La mudanza a ese país del viejo continente no fue una decisión fácil para Eduardo, también, instructor de yoga. “Me costó mucho dejar Chile, y aunque fue mi decisión, dejar a mis grandes amigos y la vida que llevaba fue un dolor inmenso que reflejé en “Adagio”.  Pero me encanta Madrid, me he adaptado muy bien y estoy feliz de estar en esta gran ciudad.”

 

Y de República Dominicana, su entidad natal extraña con demasía “a mi familia, la comida, las playas, y los amigos que aún no se han marchado de allá.”

 

A pesar de haber publicado en Chile sus anteriores historias con gran éxito decidió irse porque “lamentablemente en Chile la gente no lee mucho, y yo necesito seguir creciendo como escritor.  Madrid me parece un buen puente, ya veremos qué sucede.”

 

Y durante ese proceso nació su nueva novela que está promocionando en estos momentos —misma de la que hablaremos en columnas posteriores—.

 

Amores extraños en ‘Adagio’

 

En una discreta, coloquial y legible prosa, ‘Adagio’ va desarrollándose en los tiempos del dictador Augusto José Pinochet Ugarte (1915-2006) cuyo ‘Régimen Militar’ fue extendido por 17 turbulentos años (1973-1990) en toda la República de Chile. Su sistema militarizado se basó en la violación de los derechos humanos de miles de personas.

 

“Yo no vivía aún en Chile para ese entonces, pero por lo que me cuentan, a pesar de las represiones, parece que el ambiente gay estaba muy bien formado y la pasaban muy bien, también, así que no creo que haya sido más terrible que lo que siguió después.”

 

Personajes que fueron tallados conforme a experiencias propias y extrañas de este autor de origen dominicano. Eduardo García nos revela una novela casi cinematográfica en donde un secuestro, varios personajes, pasiones extrañas y el amor que se sobrepone entre dos hombres.

 

Esta novela es escrita como si fuera un guión televisivo o cinematográfico.  Así me lo pareció recurrentemente. Son escenas. Segmentaciones que poco a poco se van articulando. Un avance, en cuanto a las narraciones de sus dos primeras novelas.

 

“La idea surgió de mi deseo de  escribir una novela aún más oscura y turbia que “Días felices”.  Lo del secuestro me pareció una gran idea, ya que el que priven a alguien de su libertad contra su voluntad me parece algo terrible.  Es una experiencia que te puede cambiar para siempre, y de alguna manera lo quería plasmar en esas páginas.  Y si la razón del secuestro, más que por pedir recompensa es por una obsesión y por el deseo de poseer lo que no se tiene, es muy potente, yo lo encuentro demasiado intenso.  A veces  releo algunos pasajes de la novela y me sorprendo de la intensidad de algunas escenas.”

 

En una charla extensa y completa (vía online) esta autor de ojos verdes defiende su manera tan peculiar de escribir temas tan polémicos.

 

“Mi narrativa es bastante variada en cada novela. La primera fue muy fresca y ligera, me refiero a “Feliz cumpleaños, te quiero”.  Pero en “Días felices” y “Adagio” me entré en el lado más oscuro de la psiquis del ser humano, ese lado que todos tenemos y que unos pocos sacan a la luz o le dan rienda suelta.  Yo te diría que mi narrativa es muy personal, y según me dicen mis lectores, narro de una manera muy fílmica, que es como ir viendo una película.”

 

El secuestro se ha incrementado en diversas partes de Latinoamérica tras la cobija criminal de una oleada de sangrientos enfrentamientos por el poder. Mientras autoridades no revelan los datos correctos, los medios de comunicación evidenciando a las víctimas y criminales actuando bajo la tutela de la impunidad… las personas inocentes (víctimas) quedan a merced de un destino incierto que, cada día, es mucho más cruel.

 

Eduardo asiente a Chile como “un país seguro” en donde “hay delincuencia como en todos lados, pero no se dan los secuestros que se producen en otros países latinos”.

Sin embargo, la moral disfrazada prevalece como en la mayoría de los países latinos. “La doble moral chilena me parece lo peor de Chile y de cualquier lugar donde exista.  No me gusta, es algo que deploro y me parece patético. Bueno, Chile es un país con una doble moral muy grande, y hasta hace solamente algunos años, la homosexualidad se castigaba como delito de “sodomía”  por la ley.”

 

 

Y aunque el ala conservadora se resiste a ser erradicada los movimientos en pro de la igualdad le darán mucha pelea. “Demasiado, diría yo.  Está cambiando, gracias a la juventud que se va revelando, pero todavía falta.  Al menos ya estamos caminando, se ve la luz al final del túnel.”

 

>>En la próxima entrega: Eduardo García nos comenta cómo fueron tallados los personajes de esta oscura historia.

 

 

IMPORTANTE: Copyright © 2011 Israel Mendoza Torres. La columna ‘Cardinal’, así como El logotipo y nombre de ‘Cardinal’, están resguardados bajo los términos del Derecho de Autor. Prohibida su reproducción parcial o total sin autorización por escrito de su autor.

©
La vida no es más que el fruto de lo que vamos construyendo. No hagamos lo que no queremos que un día nos hagan a nosotros; porque el tiempo es sabio y pone todo en su lugar, tarde o temprano. . . No hagamos sexo por el simple hecho de hacerlo; porque las enfermedades serán la peor consecuencia… La mejor arma contra la ignorancia es la lectura; aprendamos a leer más para ampliar nuevos horizontes en nuestra mente…

 

 

Expidan todos sus comentarios, quejas o sugerencias al correo electrónico: Correo electrónico
 

¡Hasta la próxima!
 

 
 
 
© VeracruzGay.com & Israel Mendoza Torres ● 2011 ● Derechos Reservados ● México